21 abril 2010

Semana Pre-Marathon de Madrid 2010

Foto de la llegada de la maraton de Barcelona

¿Qué hacer la semana de la competición de marathon?
Mmm, se pueden hacer muchas cosas y la mayoría de ellas defendibles. Lo primero que debemos evaluar antes de la prueba, durante las semanas anteriores, que significa para nosotros este objetivo. Una marathon puede ser la consecución del premio de haber estado entrenando duramente durante semanas de forma planificada para el simple hecho de terminar, entrenar duro para conseguir una marca determinada o establecer una nueva MMP (mejor marca personal), un simple entrenamiento de cara a objetivos más ambiciosos. También puede ser una prueba para ver cual es nuestro estado de forma, probar alimentos, ropa, bebidas de cara al objetivo realmente de la temporada.

En base a la prioridad establecida para el objetivo, determinaremos nuestra forma de actuar durante la semana/s anteriores. En los primeros casos, lo recomendable será ir bajando progresivamente la carga de kilometros/horas de entrenamiento las dos últimas semanas realizando nuestra última tirada "larga" la antepenúltima semana de la preparación. La penúltima semana realizar algo de series de calidad para no perder rapidez en la piernas y seguir rodando a ritmos alegres. La última semana o competitiva, los 3 primero días realizaremos un rodaje alegre, un día de series de 1000 o 2000 sin hacerlas al 100% y el resto de días de la semana realizar rodajes. A mi personalmente no me gusta correr el día anterior, me gusta despejar la mente y olvidarme de la carrera.

En el segundo de los casos en el que la prueba será un "entrenamiento" de ritmos/ropa/etc.., seguiríamos entrenando de forma normal las semanas anteriores y es los 3 últimos días en los que si bajaríamos la carga de kilómetros pero sin bajar en exceso.

Respecto a la comida, mi "trainer" defiende la idea de seguir comiendo de la misma forma a la realizada durante toda la planificación pero a mi me gusta esta semana ser más metódico aún (si Pedro aún más). Me gusta eliminar los hidratos hasta el jueves e ir rellenando los depósitos de forma progresiva de viernes a domingo, esta dieta en algunos caso se llama la "dieta escandinava". El día antes de la prueba, en este caso el sábado, yo soy cuadriculado (como en muchas cosas) como una pizza de tamaño mediano como mínimo. Si he descubierto en mi caso, que no es recomendable las pizzas de sabor barbacoa y menos para cenar pero están buenísimass!!.

Lo último que comer las 2 horas antes de la prueba. Aquí vuelvo a discrepar con mi "trainer" en algunos de los alimentos a consumir. Él no me recomienda zumo de naranja por la fibra que contiene, pero mi menú el día de la prueba consiste en: zumo de naranja, sandwich mixto, café y llegar 5' antes de que empiece la prueba.

Como veis hay muchas teorías para los días antes, después y durante, pero si tengo claro que lo mejor es probar lo que nos vaya bien y olvidarnos de las viejas creencias o de las nuevas; mejor dicho no criticar o valorar hasta que realmente hayamos probado en nosotros el resultado que nos dará.

El domingo en mi caso voy a entrenar, probaré ritmos de 4:30-4:40 m/km y que pulsaciones llevo, comeré una pizza la noche anterior (seguramente barbacoa) y el día de la prueba mi sandwich, mi zumito y por supuesto mi café NESPRESSO no me lo quita nadie.

3 comentarios:

Angel dijo...

Ramón, Ramón, que te tengo dicho que no hace falta entrenar tanto para ir de pintxos tío. Mira que te lo digo veces... que los bares están CERCA unos de otros !!!

guiliano dijo...

Además para i de pintxos nadie te critirá que tomes zumo de naranaja. Eso sí, ya sabes que el zumito con un poquito de vodka proporciona un aporte energético único jejeje

andretti04 dijo...

Jejejej yo es que practico las entradas, los avituallamientos líquidos para que cuando tenga que darlo lo pueda dar jejejeje.
A beber seguro que no me ganáis pero a comer pintxos os gano fijo :):)