22 marzo 2011

El bonsaiiiii!!!

¡
El bonsai perfectamente podría ser una analogía de mis pensamientos, acciones (u omisión) sobre la preparación para el Ironman de Canadá. Al final, este blog ¿iba de eso no? ¿de mis pruebas, pensamientos o de qué? Si tengo que decir la verdad, ni yo mismo lo sé.

Como en mi casa el otro día no me hicieron ni caso (mira que es raro ;-), hoy voy a hablar de nuevo mi bonsai. Mi intención era iros contando como evolucionaba este pequeño arbolito, al cual, muy a su pesar han puesto a mi cargo. Pero entre que no tengo ganas de escribir, que no puedo hacer fotos porque mi Iphone murió, que me da mucha pereza hacerlas con la cámara, al final esto está totalmente desactualizado. Vaya tela!!!, parezco un político, no se cuantas líneas de texto para no decir nada.

El caso es que os pongo una foto de hace 2 semanas, para en semanas posteriores poder poneros como está evolucionando el bonsai y digáis, Ramón es el nuevo Miyagi . También es factible que estéis creyendo que hablo del bonsai y realmente esté hablando de mi mismo. Una de las cosas chulas que tiene la raza humana, es el misterio, el poder esconder cosas en tu pensamiento para que los congéneres intenten saciar ese lado cotilla que tenemos, intentando averiguar que estás pensando. ¡Me encanta! Además cuanto más cotilla le vea, menos cosas le cuento.

P.D. Sirva este post para rendir un homenaje a los grandes artistas de los bonsais que son los japos. Personalmente es un país que me fascina, no tardaré en visitarlo, pero primero habrá que visitar Australia.

No hay comentarios: