31 octubre 2014

IM Kona 2014 - Día de la prueba



¿Hacemos la crónica a la vieja usanza? Me levanté a las 4.30 de la mañana, me comí como pude mi sándwich de jamon york con queso, zumo de naranja. No podía con mi alma…bla..bla..bla. bahhh ..noooo. Al final siempre es igual no? Te levantas cansado, desayunas y vas a la prueba. Como eso ya lo sabéis, pues os lo ahorro.


En el IM de Hawaii a diferencia de algunas pruebas,  te ponen el número de tu dorsal tanto en el brazo izquierdo como derecho, de hecho es una de las imágenes típicas ver a los profesionales con sus auriculares concentrados esperando a que les marquen. Este año a diferencia del año 2011 utilizaban calcomanías con tú número junto con la publicidad del que los hacía, quedando mucho más profesional y manchando menos la ropa. Una vez marcados vas con tu bombita de la bici a revisar la bici por última vez, rellenar bidones con la comida y entrar ya en modo competición. Los minutos comienzan a ir más rápidos. Los nervios van incrementándose en exceso, las caras se vuelven más serias, esto comienza.

Vaya pelazo ;-)

6.30: cañonazo y a nadar los pros. No pude verlos porque estaba inmerso en la enorme cola que hay para acceder al pier. Una pena porque es un espectáculo ver el ambiente. 10 minutos después comenzarían las mujeres profesionales. 

6.50: me sitúo en el lado derecho, no totalmente pegado al puerto (pier) pero si donde creía que tendría el camino más recto y si, con golpes, pero creyendo que haría un mejor tiempo. Bueno pues, ostia para un lado, ostia para otro, se me sube uno encima, me agarra uno del pie, así hasta que se libera un poco de espacio. No termino de entender porque la gente se comporta así en los Ironman. Vamos a ver, si no empujas corriendo ¿por qué te subes encima de mí nadando?. Me encontré muy bien nadando hasta el primer punto de giro, allí miré el reloj y llevaba 31’. Ese tiempo encajaba, si doblaba haría 1h06’ – 1h08’ aproximadamente. Giramos de vuelta, voy nadando sin golpes, cojo algún grupo que veo que lleva un ritmo adecuado, creo que cojo alguna ola. En la intersección en el pier, me llueven las ostias de nuevo. Paciencia Ramón, paciencia, esto se termina. Llego a las escaleras, miro mi reloj y zas otra vez, otra vez, lo había conseguidooo!!! ¡Había nadado como el culooo!!! Biennnn, Ramón biennn. Si voy otra vez lo intento hacer tan mal.

T1, estaba tan empanado que me estaba poniendo las zapas de la bici con el traje trampa. El voluntario que me ve, me pregunta si me lo iba a quitar. No sabía si reirme o llorar.

Lo único bueno que saqué de la natación es que no me cabreé, lo pensé fríamente, quedaban 180 kms y una maratón. Ingenuo de mí, no me imaginaba lo que se avecinaba.

Ahora tocaba dar unos pedales. Este Ironman comienza una vez pases el bucle de Alli Drive, subes Palani y encaras Queen K. Una vez en la famosa Queen K hasta Hawi es rodar y rodar, vuelta y seguir rodando. Los Ironfans que se sabían donde colocarse me animaron antes de meterme en la solitaria carretera. ¡Qué alegría veross!!
¡Qué feliz iba!!
Hasta la Queenk no me fijé en los wattios,solo estaba en carrera y en ritmos de la misma. En los entrenamientos los días previos había sido capaz de mantener 230w sin ningún problema, esperaba al menos ser capaz de rodar entre 210-220w. Cuando llega la rectita de kilometros es cuando veo que no hay fuerza, no entran los wattios, no soy capaz de seguir el plan aun cuando el viento es a favor. La velocidad media es alta, llevaba una media de más de 37 km pero con 192w medios ¿einnn?? En el punto de Waikola (o algo así), el viento en contra hace que te pares, de ir a 40 a pasar a 24 y gracias. En un espacio de 5km pasé de una media de 37,1 a 32,6, fijaos la fuerza del viento. Así sería toda la prueba de la bici, viento en contra, viento a favor, viento lateral, sin apenas viento… era el carrusel del vientoooo!!! Nos había tocado un día duro, pero el día era igual para todos.

Mientras, mi cabeza seguía igual, mi cuerpo también, sin cansancio pero sin fuerza, vamos raro, iba raro. En el km 100, justo en el giro de Hawi me comienzo a motivar. Me gritaba en plan loco “¡Vamos, venga, ahora empieza esto!, ¡empieza a empujar!”. Como he cambiado, en el primer Ironman cantaba la “canción del colacao” y mira ahora. Esto duró 10-20 kms. Era tan fuerte el viento que en los tramos de viento a favor llegaba a rodar a 60 por hora sin esfuerzo. En la bici considero que comí bien, los geles previstos, pero no las sales que llevaba en la bolsa del cuadro porque se disolvieron con el agua jejeje.

T2: Llego algo desmoralizado, pero me vuelvo a motivar con la maratón. Si hacía 3h, haría el tiempo que me había propuesto. Los días previos había entrenado sin esfuerzo mucho más rápido.

A correrrrrr!!!, casi nada más salir veo a los Ironfansss… Ironmonnnn, ironmonnnnn… La primera parte tiene bastante público ya que es por Alli Drive, muchos kilómetros son incluso en sombra. En el minuto 20’ comenzó mi sentencia, abrí el gel de powerbar sabor vainilla que nunca había probado, casi lo vomité. Esa era mi comida de la maratón y no era capaz de comerme un cuarto de gel. Comencé a agobiarme, a cabrearme por como había sido tan estúpido pero ya no había nada más que hacer. Tiré los 3 geles que me quedaban para no llevar al menos peso innecesario. Tenía la esperanza de que los geles de la organización me sentaran bien.
Llegó el minuto 50, tenía que tomarme un nuevo gel. Cojo uno de la organización y … me tocó la lotería, ¡era de vainillaaaaaaaa!!! Yeahhhhhhhhh, mi sabor favorito, dadme más. Me reí, lo volví a pensar y lo volví a pensar, iría a coca-colas. Las coca-colas son azúcares simples, según entran el cuerpo los intenta consumir, esto hace que tengas que ir rellenando el depósito constantemente con los consiguientes problemas: te hinchas a líquido, ingieres mucha cafeína, ambos son en pruebas de larga distancia, muerte a mordisquitos. Mi séptimo IM, la cagaste burlancasteee!!!
Llego a Palani, allí están los Super Ironfans, el fotógrafo de la organización diciendo que se quiten de en medio, la gorrilla casi le mata jajaja. Pollito sabía que era un punto estratégico para colocarse, podíamos vernos un ratín. A mi me vino de lujo verles. A pollito que me acompañó un poco mientras subía la cuesta le conté que iba a Coca-Colas, que no podía comer, que hasta donde llegara había llegado (soy pitonisa).
Subiendo Palani

Comienza la Queen K. En bici no es tan monótona pero corriendo es una pasada, no hay cambios, es una recta. Esperas tu oasis, esperas que llegue el Energy Lab que es el punto de giro para dar la vuelta. No llega, vuelves a mirar y no llega. Tuve un mini pique con un AG, bueno más bien el conmigo, finalmente ganó él. En el kilómetro 24 el cuerpo dijo que no había más, la cabeza lo acompañó y comenzó mi calvario real. Primera vez que entro al baño en un Ironman, pensándolo luego fríamente fue una excusa para parar ya que no me encontraba tan mal. Antes de entrar al Energy Lab los avituallamientos los hacía andando. Bajada hacia el bucle, recta del Energy y allí dije: andas, descansas, esperas que el cuerpo coja fuerzas o vas a ir a peor. Estuve andando creo que medio kilómetro o algo más, en ese momento me ve un voluntario, me gritó “You can!!". En mi cabeza no sé ni lo que pensé.

De repente, las “special needs” de la carrera. Tan raro iba, que pensaba que no había dejado la bolsa pero si, había dejado 4 geles de fresa para no ir cargando con ellos. Eran mi salvación!!!. Me tomé uno en el siguiente avituallamiento, el cuerpo tardó en cogerlo pero era normal. Una vez que lo asimilé volví a poder correr de forma continúa, me quedaban 14 kms para terminar. Volví a correr a ritmos más decentes, 4.30 – 4.45 m/km, son ritmos lentos para mi porque esperaba una media de 4.15 o menos. La tripa se vuelve a dar la vuelta, normal, intento entrar al baño pero está ocupado. Pues nada, no espero, las esponjas para algo más valdrían (aquí ya no detallo).
Palani, se acabóoo!! Solo queda algo más de un kilómetro, pero sigo sufriendo. Recta de meta, voy muerto, veo a los Ironfans y creo que mi cara no les debió gustar mucho por lo que me dirían luego. Lo siento Ironfans, quería haberos devuelto vuestra alegría y no lo hice.

Finisher por segunda vez en Kona. No mucha gente puede decir esto, me siento orgulloso y he aprendí muchísimo de la prueba, más que en ninguna.

Medalla Finisher 2014

Así acabó un Kona 2014, con el sentimiento de no haber disfrutado la prueba, con la duda de si la fiebre de los dos días anteriores afectó, si la comida lo hubiese mejorado, si el coco no respondió. Muchas preguntas, demasiadas; pocas respuestas, muchas especulaciones.

¿Cómo acaban los pros sus crónicas? Agradeciendo a los sponsors, así acabaré. Se lo dedico a mi principal sponsor:
                Gracias pollito, sin tu apoyo no habría sido posible.


Y yo que no vi la pintada, ¡para matarme!!
Gracias Ironfans por acompañarnos en esta locura, solo nosotros sabemos lo que nos ha costado la ida y vuelta de este viaje. Siempre quedara en nuestro recuerdo, tanto lo bueno como lo malo. El próximo viaje ya sabéis, protocolo Casa Real ;-)

Al resto de ayudas (sponsors) qué os puedo decir? mmm, no hay resto. A los dos que pregunté me dijeron que no era lo suficientemente famoso para ellos, ammmm, y es verdad. Apenas los busqué, pero es que apenas os quiero encontrar. Demasiado pro venido a menos hay en este mundo.

Si quiero dar las gracias al pedazo de grupo de entreno que Gelo Ojeda (elsensei) tiene en Almería, un grupo de amigos que disfrutan y viven el triatlon como a mi realmente me gusta. Me dais mucha, mucha envidia y no solo porque estáis todo el día nadando en el mar. Gracias a todos los que lo componéis!!


3 comentarios:

Kamik dijo...

Ya era hora!!!

Siento mucho que no hayas disfrutado como debías, seguro que los ironfans lo han hecho por ti, aunque verte con ese sufrimiento tiene que doler. Seguro que te afecto mas la fiebre que tus geles de vainilla, mira que eres tiquismiquis, jajaja.

Con la gran lección que te has llevado, fijo que la próxima lo haces muchos mejor.

Venga a por el siguiente!!!

andretti04 dijo...

Jejeje, ya sabes lo bueno se hace esperar ;-)

Los ironfans sufrieron un poco, más de lo que yo esperaba. Alguno estuvo calladito hasta que me vio :)

Lo malo de que no te salga bien es que te tienes que resarcir y eso me preocupa.

Muchas gracias por el seguimiento, eres un fiel seguidor!

Fan número 1 dijo...

Me siento tan privilegia de poder vivir todas estas experiencias contigo. Lástima que está vez no salió como esperabas, pero somos y digo somos afortunados de haber vivido por segunda vez una experiencia que muy pocos consiguen y repetir ufff....

Tan fan soy que te he liado para poder compartir de nuevo más experiencias pero esta vez codo con codo, jejeje. Espero devolverte con mi sonrisa todo lo que me has hecho vivir como fan.

Repetiremos Hawaii?? Cambiaremos los papeles?? See you soon, codo con codo, jajaja.

To be Continued...